lunes, diciembre 11, 2006

Hoy es lunes ¿no?

.
Hoy parece que no hay mucho que hacer en mi trabajo, bueno en mi área porque hay otras que están cerrando ejercicio y claro, tienen prisas.

He dado una vuelta por algunos blogs, intentando ponerme al día aunque no sé si lo he conseguido del todo.

Después de estos días de fiesta, aunque yo no hice puente, volver hoy al trabajo me ha costado. Será el frío que hacía esta mañana y que no he vivido estos días de atrás porque no he salido a primera hora a la calle.

El martes me metí en un atasco: dos horas sin bajarme del coche para un trayecto de quince minutos.

¡Qué alegría! Ni gimnasio, ni compras, ni nada de nada. Cuando fui consciente de que no llegaba a ningún sitio porque no podía salir de allí de ninguna manera, subí un poco el volumen de la radio y me puse a cantar. Mejor cantar que gastar energías en enfadarme porque ¿con quién me iba a enfadar? ¿con la gente que estaba igual que yo? ¿con los municipales desbordados por tantos coches? ¿con el diluvio que nos cayó encima?

Decidí que no merecía la pena.

Y después de las dos horas volví a casa me cambié y me puse a hacer la cena tranquilamente.

El resto de los días he intentado evitar los atascos, los centros comerciales y los follones de gente porque aunque decían que iba a salir mucha gente de Madrid parecía que ha llegado más gente de la que se fue.

Y me siguen quedando las compras pendientes.

13 comentarios:

629 dijo...

Los atascos son idóneos para conocer o reconocer el panorama musical actual. Me alegra saber que no eres de esas personas que toman el coche para gritar a los demás.
Madrid ha estado a punto de estallar.

Anónimo dijo...

Pero mucha más, mucha más fue la gente que llegó

Dificil época, las navidades madrileñas.

Se feliz y paciente

cerise dijo...

No me gustan los atascos ,ni las masas de gente , ni las compras, creo que el mes de diciembre es uno de los meses donde me quedo encerrada en casa y me limito a salir solo para lo necesario.

pablo dijo...

una buena forma de liberar tensión, muy bien, fijo que había otros gritando y tocando el claxon..
asi por lo menos pasaste un rato mas agradable que el resto :)
besos

cris dijo...

jajajaja me encanta tu forma de terapia, bien sencilla y eficiente. Acá también fue feriado largo y por el contrario la ciudad parece vacía. besitos.

kirit_kirit dijo...

Cantar en el coche en medio de un atasco es algo fantástico. Yo todos los días me canto los grandes éxitos de U2 (me da tiempo a repetir alguna canción).

Gemuina dijo...

Buf, lso atascos, las aglomeraciones en estas fechas es algo que odio más lo segundo porque lo primero no suelo ir al volante ya que no tengo coche propio...
Me imagino tu cara de desesperación, pobre.Menos mal que te dio por cantar!
Besos

Lula Towanda dijo...

Al mal atasco buena canción. A veces se agradece que te saquen de la rutina. Incluso te sirvió como tema del post.
Esta terapia no la puedo aplicar por solidaridad, si me pongo a cantar hubiera llovido más.

Anónimo dijo...

Que sería de nuestra vida sin los atascos... En una situación tan cafre como en la que te viste envuelta, veo que sacaste buena nota de tu curso sobre estrés positivo y te lo tomaste con calma. Somos animales de costumbres, todos los años nos pasa lo mismo con las compras de Navidad y todos los años tropezamos en la misma piedra. Espero que soluciones los regalos y si puede ser caminando mejor. Un beso navideño.

Juan Solo dijo...

En esta maldita época siempre quedan compras por hacer. ¡Auxilio!

Kurdo dijo...

Hola guapa. He vuelto a publicar algo y no quería dejar pasar la oportunidad de venir y desearte una feliz navidad a ti y toda tu familia.

Espero que estés realmente bien... Te llamaré, te lo prometo.

Un abrazo.

JeJo dijo...

- Solo pasaba a dejarte un saludo y mis de deseos de Felicidad para vos en estas fiestas ...

Abrazos.

Anónimo dijo...

Ultimamente me bajo podcasts de lo más variado para mi coche...es la única forma de aguantar esta ciudad infernal...